Para las postrimerías de la década del 40 el nombre de Luis H. Farrugia comenzaba a sonar continuamente dentro del medio hípico.  En ese periodo se formaliza el Departamento de Stud Book y Estadísticas de Panamá, con lo que se presentaba la oportunidad de perpetuar, mediante los guarismos, las incontables hazañas de Luis Humberto Farrugia.

En ese entonces, ya había sido bautizado con el mote de “El Mago” por parte del periodista  Arquimedez Fernández, quien editaba la sección hípica de un importante diario que circulaba por esos tiempos.

“Iquique era un caballo muy duro. Se hacía difícil entrenarlo, por lo que me vi forzado a comprar otro ejemplar para que sirviera como ‘pony’. Así  adquirí a “Carnaval”, comentó Farrugia sobre la manera que se le apodó como “El Mago”.

 “Carnaval acompañaba a Iquique en los aprontes, pero fui notando que cuando le colocaba algo de comida prácticamente devoraba el contenido del recipiente, lo que me hizo darme cuenta de que el caballo no era malo, sino que no lo alimentaban. Con este convencimiento empecé a “alinearlo”, alimentarlo bien y lo inscribí para una carrera oficial. Llegó el día de la competencia y Carnaval, el caballo que todo el mundo pensaba que no servía para nada, ganó la primera carrera mientras que Iquique hizo lo propio en la carrera siguiente con lo que logré hacer la dupleta”.

“Al día siguiente salió a seis columnas una noticia firmada por el ‘Fat’ Fernández que se titulaba: ‘El Mago Farrugia hizo la dupleta”.  Desde ese momento todo el mundo comenzó a llamarme “El Mago”.

 Don Arquimedez Fernández (q.e.p.d.), quizás estaba muy lejos de pensar que el seudónimo que le imponía en ese momento a Luis H. Farrugia sería la síntesis de lo que representan las ejecutorias de este notable entrenador de caballos.

Los últimos años de existencia de “Juan Franco” representaron para “El Mago” Farrugia la preparación del terreno y la adquisición de las experiencias necesarias para invadir a mediados de los 50 el nuevo y moderno Hipódromo Presidente Remón.

Antes de su partida hacia la nueva etapa del hipismo nacional, Luis H. Farrugia ensilló 2,433 caballos, según las estadísticas captadas a partir de 1948.  Previamente, pudo haberse presentado en otras mil carreras.

“El Mago” registró en Juan franco 341 ganadores hasta donde captó el Stud Book.  A este total habría que sumar un aproximado de 100 carreras. Más de 400 mil dólares pudo ganar en esa época gracias a sus sobresalientes actuaciones en carreras como los clásicos La Prensa (1949), Provincia de Herrera y Cuerpo de Bomberos (1950), 4 de Julio y Sociedad de Dueños (1952), Sociedad de Dueños y Cuerpo de Bomberos (1955), Año Nuevo, Carnaval, 4 de Julio y Misión Especial de Transmisión de Mando Presidencial.

Con estas actuaciones, el prestigio de Luis Humberto Farrugia se incrementó y dejó todo listo para llegar al nuevo hipódromo en donde, según el mismo ha confesado, logró sus más preciados éxitos.

“Yo debo ser honesto y reconocer que mi época más productiva en la hípica panameña ha sido aquí en el Hipódromo Presidente Remón.  Sin embargo, cuando veo como está la situación, añoro y sueño con que se reabra Juan Franco para regresar allá con todos mis caballos”, expresó  “El Mago” Farrugia, reflejando una evidente decepción sobre las circunstancias actuales que rodean la hípica.

Consolidación

El caballo que todo el mundo pensaba que no servía para nada, ganó la primera carrera mientras que Iquique hizo lo propio en la carrera siguiente con lo que logré hacer la dupleta