El Mago Farrugia junto al general Omar Torrijos y el teniente coronel Rubén Dario Paredes reciben a Sun Lady sobre la pista del hipódromo.

El día que vino el general

Torrijos citó a “El Mago” Farrugia a su despacho

Por Egbert Lewis

La tarde de un domingo de verano aterrizó un helicóptero sobre el “center field” del Hipódromo Presidente Remón. El inusitado episodio llamó la atención de los presentes y, fue más grande la sorpresa, cuando vieron descender de la aeronave al Jefe del Gobierno panameño y general de la Guardia Nacional, Omar Torrijos, quien se dirigió al círculo de premiación para tomarse la fotografía con la yegua ganadora de nombre Sun Lady y que era entrenada por “El Mago” Farrugia.

   Pero no todos saben por qué Torrijos tomó la decisión de realizar tan intrépida y sorpresiva maniobra.  A continuación la historia.

  Estando en la ciudad del México con motivo de IV clásico Internacional del Caribe, en 1969, “El  Mago” Farrugia participó directamente en un incidente que marcó un antes y un después en la historia política panameña. Farrugia había asistido al hipódromo de Las Américas en calidad de invitado por su condición de presidente de la Sociedad de Dueños de Caballos de Panamá.

  Mientras la delegación panameña -incluido el general Torrijos- se preparaba para ver en acción a los ejemplares panameños Quimera y Melódico que debían correr el domingo 14 de diciembre, en el istmo se fraguaba un golpe de Estado en contra del militar, quien apenas había cumplido dos años en el poder.

   Para entonces “El Mago” Farrugia era muy amigo del coronel Rubén Darío Paredes y de su hermano José Pablo “Payito” Paredes (gerente general del hipódromo) y al ser avisado desde Panamá por su hijo “Andy” sobre lo que sucedía, inmediatamente se lo hizo saber a Torrijos, a quien también le dio el mensaje de los Paredes sobre dónde encontraría los armamentos para llevar adelante lo que después se conoció históricamente como el  “contragolpe” del 16 de diciembre de 1969 y que los militares definieron con “El día de la lealtad”. (Link con video Llegó el general).

    Meses después Torrijos citó a “El Mago” Farrugia a su despacho y le convidó a que le solicitara que le cumpliera algún deseo o necesidad que tuviera en el momento.

Farrugia le dijo que no necesitaba nada material, pero que el domingo de esa semana ensillaría a una yegua de nombre Sun Lady, la cual consideraba “un robo” y que le gustaría que asistiera al hipódromo y se retratara junto a él para que todo el mundo los viera juntos.

Torrijos aceptó la petición. A media tarde del domingo su helicóptero comenzó a sobrevolar los cielos del hipódromo, pocos minutos después ganó Sun Lady y el general bajó de la nave, se dirigió al círculo de los ganadores en donde se tomó la fotografía junto a “El Mago”, quedando saldada de la deuda que tenía Torrijos con él por haberle transmitido oportunamente una información que evitó que lo sacaran del poder a sangre y fuego.

 

 

El día que vino el general