Farrugia:

El forjador

de jinetes

Jockey’s are diferent cain of bride

Por Egbert Lewis

“Yo creo que en toda cuadra bien organizada debe tener un jinete oficial”, dijo Luis Humberto Farrugia al ser cuestionado sobre la relación que mantiene con las manos de sedas que le prestan sus servicios.

 Jockey’s are diferent cain of bride (los jinetes son una raza diferente), señaló una autoridad de la hípica mundial al referirse a las valientes y diminutas figuras que arriesgan sus vidas en el empeño de hacer que los pencos rindan su máximo esfuerzo, al tiempo hacen vibrar de emoción a los amantes del deporte hípico.

“El Mago” Farrugia cree firmemente en esta teoría, por lo que siempre ha procurado tener en su establo a un jinete de planta sobre el cual se afincan las esperanzas y se deposita toda la confianza.

Desde 1943 hasta la fecha, llegaron a la cuadra del Stud Buena Fe luminarias del sillín que en su momento descollaron en el escenario hípico nacional.  Entre los del patio se cuenta a quien ha sido considerado el mejor jinete panameño de todos los tiempos, Blas Aguirre; mientras que por los foráneos tuvo prominencia en la esquina de “El Mago” el chileno José Bravo, para citar dos ejemplos.

Aunque “El Mago” Farrugia defiende la tesis de que “el buen jinete siempre es producto del buen caballo”, no ha desestimado nunca la importancia de estos profesionales en el desarrollo de una competencia. La permanencia de cualquier jinete dentro de la “esquina Farrugia”, representa una garantía de éxito, toda vez que el caudal de caballos existentes y el trabajo ofrecen la posibilidad a los jinetes de poder perfeccionar sus aptitudes sobre los equinos de carrera.

Desde Blas Aguirre, quien compartió junto a “El Mago” Farrugia, la satisfacción de haber ganado con Jachal el clásico Velocidad de 1944, son numerosísimos los látigos que desde los establos de Juan Franco y después en el Hipódromo Presidente Remón, pudieron descollar gracias a los consejos y atenciones que les prestó “El Mago” Farrugia.

Así tenemos que fueron sus jinetes oficiales, en determinado momento, látigos que lograron con el tiempo, mucho renombre como lo son: Víctor Ordóñez, Ángel Santiago, Marcos Castañeda, Eric Aguirre, Hilario Hernández, Alfonso Wong, Orlando Moreno, Víctor Tejada, Clovis A. Vergara, Odín Londoño, Modesto Linares, Alcibíades Cortez, Wigberto Ramos, Omar Klinger, Abdiel Toribio y en tiempos más recientes Roberto Pérez.

El interés de Luis Humberto Farrugia en cuanto a mantener su cuadra entre los primeros lugares lo llevó en varias oportunidades a contratar los servicios de jinetes foráneos, especialmente, de Suramérica.  Entre ellos pueden citarse a Juan Fica, Santiago Soto, Claudio Laigthon, Gonzalo Rojas, Gustavo Lizama y muchos otros.

“Siempre he indicado a mis jinetes que una buena partida es una buena ayuda”, por lo que deben estar despiertos una vez estén dentro del partidor”.  Una de las instrucciones que mayor resultado me dio fue la que ofrecí a Roberto Pérez cuando ganamos el clásico Confraternidad Hípica del Caribe en 1991, corrido en Puerto Rico y fue la siguiente: “Debes tener mucho tacto, mucha calma y, sobre todo, no metas la pata”, termina.

 

 

Farrugia:

El forjador de jinetes