Gale Teresa Farrugia

Descubrí que mi papá muchas veces subsidia a los dueños de caballos

Por Egbert Lewis

Gale Teresa Farrugia fue para Luis Humberto Farrugia como una joya entre sus hijos. Aunque “El Mago” Farrugia” tuvo la visión de involucrar a sus hijos varones y hasta algunos de sus nietos dentro de la hípica, constituyéndola en una “empresa familiar”,  a Gale Teresa la mantuvo lo más alejada posible de los establos y, consecuentemente, de los caballos.

   Sin embargo, esto no fue  óbice para “Teresita”, como le dicen en la familia, aportara sus conocimientos como banquera profesional al servicio de la cuadra de su padre y de la familia, para manejar los números y el dinero cuando hubo que hacerlo.

   Gale cuenta que, en medio de la crisis política y bancaria que enfrentó el país en las postrimerías de la década de los 80, le tocó descubrir que “El Mago” tuvo que subsidiar a muchos dueños de caballos con el pago de los $3.50 diarios que cobraba por el cuido de sus animales, lo no le parecía contablemente bueno, pero así lo quería su padre y lo ayudó en todo lo que tuvo hasta que se nivelaran las cargas.

   “Teresita” recuerda que su papá “El Mago” tenía la costumbre de reunirlos y salir frecuentemente a comer con la familia y, por supuesto,  la hípica siempre fue el tema central de mesa.

   Reconoce  en su padre a un hombre, trabajador, justo e identificado con quienes lo rodeaban, condición que le permitió ser proveedor, no solo de su familia, sino también de muchas personas  a las que les extendió su mano dándoles trabajo o enseñándoles lo que sabía.

   En el plano estrictamente hípico recuerda haber acompaño a su papá al hipódromo en momentos que sus hermanos no podían estar y dice haber visto muy emocionado tras ganar un clásico Independencia de Panamá, luego de sortear varios obstáculos, como fue su costumbre.

Puede ver mas entrevistas cliqueando aquí

OTRAS HISTORIAS DEL GRUPO

Gale Teresa Farrugia

Descubrí que mi papá muchas veces subsidia a los dueños de caballos